Acorde con la regla general, se podría concluir que los emprendedores de mucho éxito son personas más persistentes y seguras que la mayoría de las demás, incluso de otros emprendedores de menor éxito. Sin embargo, David Borstein autor de libro “Cómo cambiar el mundo. Los emprendedores sociales y el poder de las nuevas ideas”, realizó una investigación que comparaba emprendedores de mediano éxito con los muy exitosos encontrando que estos últimos, no necesariamente eran más persistentes, mas seguros o mas educados.

Las diferencias más importantes tenían que ver con su motivación. Aquellos emprendedores de más éxito que encontró, se enfocaban en alcanzar un objetivo en el largo plazo que significaba algo muy profundo para ellos. Adicionalmente, realizaban sus actividades de manera sistemática a la hora de buscar más oportunidades, controlaban los resultados a obtener o planificaban con antelación, se preocupaban y se comprometían con las personas que involucraban en alcanzar sus objetivos y finalmente daban prioridad por las consideraciones a largo plazo antes que los beneficios en el corto plazo. A continuación, te comparto cinco cualidades que tienen los emprendedores sociales rurales de éxito.

 1. Disposición para corregir el punto de vista propio

Gracias a su alta motivación, los emprendedores de mucho éxito son bastante autocríticos. Aunque parece obvio, no es fácil dar marcha atrás acerca de una decisión o de una ruta; para ello se requiere dureza, humildad y valor para detenerse y decir “Esto no funciona” o “Las suposiciones que creíamos no eran”.

La disposición del emprendedor a corregirse a si mismo es vital para el proceso de adaptación continua y cambiante de un mundo cada día más complejo. Curiosamente, esta autocorrección crítica es una cualidad más persistente en emprendedores jóvenes de sus homólogos mayores y mas asentados.

2. Disposición para compartir los méritos

 Esta cualidad nace también de la motivación, ya que si existe una verdadera motivación por parte de un emprendedor para realizar un cambio en la sociedad, entonces compartir los méritos es algo que viene por añadidura.

Generalmente los emprendedores hablan de sus éxitos como algo que “realizamos” “inventamos” “logramos” refiriéndose a un trabajo colectivo en busca de mejorar las condiciones sociales de una comunidad rural.

3. Disposición para atravesar fronteras disciplinares

Una de las funciones de un emprendedor social corresponde a ser un integrador de disciplinas, actitudes, estilos para poder combinar ideas, experiencias, destrezas y recursos de otras personas en formas en que la sociedad en general no está orientada para realizar de manera natural.

De forma general, las personas se organizan en torno a intereses, trabajo, cultura y proximidad. Las estructuras a nivel de universidades se encuentran en facultades , las actividades económicas en industrias o campos específicos.

Los emprendedores sociales tienen una visión general integradora, ya que continuamente se encuentran enfrentados con problemas que traspasan las fronteras disciplinares y requieren equipos interdisciplinarios para afrontarlos con la “combinación creativa” obteniendo como resultado muchos puntos de vista que plantean soluciones.

4. Un fuerte impulso ético

 No tiene sentido hablar de emprendedores sociales sin tener los rasgos éticos de su motivación. El por qué. Si analizamos los emprendedores en general, finalmente abordan los problemas de formas similares, formulan preguntas de forma parecida. La diferencia no reside en el temperamento o la capacidad, sino en la naturaleza de sus puntos de vista. Viene la siguiente pregunta. ¿Sueña el emprendedor con construir la empresa de zapatillas deportivas más importante del planeta o con disminuir el hambre en los niños y las comunidades más pobres?

 

Emprender es un estilo de vida que genera mucha felicidad e independencia. Si logras enfocar tus esfuerzos en encontrar el propósito social que te permita encontrar una gran motivación de vivir cada día y crecer para ayudar, no solo tendrás dinero en tus bolsillos sino un sentido de vida de ayudar a los más necesitados. En nuestro caso estamos enfocados en aportar valor a las comunidades rurales.

¿Tienes algún aporte que quieras hacer acerca de tu propósito de vida y cómo se relaciona con tu emprendimiento?

Deja tus comentarios y aportes

 

 

 

Camilo Velásquez Rodríguez, es ingeniero agrónomo colombiano y apasionado por el café desde su cultivo hasta su preparación y las abejas. Caficultor y Apicultor, fundador de la empresa Creo en el Agro que conecta turistas con campesinos para promover emprendimientos en el campo.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *